Registro exacto de posicionamiento con sensor infrarrojo de borde

Loa sensores infrarrojos de borde trabajan de acuerdo al principio de la barrera fotoeléctrica y emplean como fuente de luz un LED infrarrojo. Según el principio (luz reflejada o luz transmitida) la luz se refleja o brilla a través del material y a continuación es captado por una línea CCD. Los elementos CCD así iluminados en el sensor de borde asumen por la luz recibida un nivel de señal más elevado. El nivel de salida es convertido por el microprocesador en un valor de salida proporcional a la posición del borde de la banda, y ese valor es transmitido entonces al bus CAN. Con este valor de salida se puede p.ej. controlar una regulación digital de marcha de banda.

Erhardt+Leimer le ofrece para cada desafío el sensor infrarrojo correcto; desde el FR 46 con una resolución de hasta 0,01 mm hasta el sensor de banda ancha FR 60 con el que puede evaluar hasta cuatro bordes simultáneamente. 

Zugehörige Produkte